Envíos gratis en compras superiores a 65€

3 consejos infalibles para elegir los pendientes perfectos que te harán triunfar

¿Aún no has encontrado tus pendientes perfectos?

Los que lo tienen todo.

Los que te favorecen, los que te hacen sentir cómoda, los que te dan fuerza y seguridad para afrontar cualquier situación.

Esos pendientes perfectos existen, te lo aseguro. Y encontrarlos es más fácil de lo que te imaginas.

 

Miles de veces he recorrido la web, mirado revistas, y escuchado consejos de estilistas o expertos que me hablaban de cortes de pelo, de colores de piel o de formas de cara.

Y es verdad, seguro que con el pelo corto los pendientes se ven mucho y parece que cualquiera te favorece, que todos te quedan bien. Y que en cambio un pelo largo y voluminoso puede competir con unos pendientes excesivos.

Es verdad también que las facciones alargadas se acentúan con pendientes verticales y largos mientras que una cara redonda podría verse poco favorecida por unos pendientes voluminosos o circulares.

Sí, todo esto puede ser verdad… o no.

Quiero decir, ¿y si no quiero disimular mi cara redonda? ¿Y si lo que quiero es acentuar mis facciones alargadas? ¿Y si lo que de verdad me apetece es que los pendientes largos destaquen de forma increíble sobre mi pelo largo?

Porque la realidad, afortunadamente es que generalizar nunca es bueno y que cada una debe elegir sus pendientes según 3 factores mucho más importantes que te voy a contar ahora mismo:

1.- Convéncete, TÚ eres lo más importante

Diferente, especial, única.

Todo eso, lo tienes simplemente con ser TÚ.

Decía Diana Vreeland (y ella sabía mucho de estas cosas) que:

“El estilo tiene un factor común lo tenga quien lo tenga: la originalidad.”

Así que ya sabes, antes de nada, mírate al espejo, estúdiate, conócete a fondo y expresa con tu estilo quién eres.

Elige los pendientes con los que de verdad te sientas identificada. Sin copiar a nadie, sin fijarte especialmente en las modas.

Porque por encima de ellas estás tú. Y disfrazarte no te ayudará a estar más guapa ni a sentirte mejor en ningún sentido. Solo te producirá inseguridad.

2.- No dejes que tus pendientes perfectos te arruinen el día

Porque entonces no son perfectos ¿no te parece?.

Tus pendientes van a estar muchas horas pegaditos a tus orejas, y no pueden hacerte sentir incómoda. Igual que no puedes llevar unos tacones que no te dejen caminar, o un cinturón con el que no respiras.
Estar incómoda no de dejará estar guapa, eso sin duda.

Y te voy a dar ejemplos evidentes:

  • Elige pendientes que no pesen demasiado si te espera un largo día de trabajo o no muy voluminosos si ese día de trabajo te lo vas a pasar hablando con el móvil. Es bastante poco práctico, la verdad.
  • No te pongas pendientes largos o con muchos colgantes el día que vayas a lucir tu preciosa melena, porque las dos cosas interfieren, se enredan y el efecto final es un desastre.
  • Tampoco uses pendientes largos en invierno con cuellos muy subidos o con bufandas porque la posibilidad de que se enganchen y te quedes sin ellos es bastante alta.

Se me ocurren mil situaciones parecidas, ya sabes a que me refiero, se trata simplemente de elegir con lógica para que tus preciosos pendientes perfectos no te arruinen el día.

3.- Tus pendientes son una pieza importante de tu mensaje

También para este punto tengo una frase:

“Lo que uses es tu tarjeta de presentación ante el mundo”

Miucca Prada

Nuestra ropa, nuestros complementos, nuestros pendientes, son una piel que nos ayuda a transmitir lo que queremos en cada momento.

Vivimos una vida llena de situaciones de lo más variadas y necesitamos continuamente cambiar el mensaje.

Imagina por un momento:
Te esperan ansiosos en la reunión. Tú eres la encargada de presentar ese proyecto en el que tanto tiempo lleváis trabajando. Eres inteligente, seria, eficiente, creativa e interesante.

Bien, pues cuéntaselo con tu look.
Sin olvidar los dos puntos anteriores: fiel a tu estilo y sin elegir unos pendientes que te hagan estar incómoda, apóyate en ese complemento tan importante para demostrar tu actitud y tu capacidad.

 

 

Créeme, aunque parezca sutil, un look acorde con lo que estás transmitiendo te ayuda y mucho con tu mensaje.
Y te digo lo mismo que en el punto anterior, se me ocurren muchas situaciones de lo más diferentes en las que aplicar este criterio.
Una fiesta en la que mostrarte elegante, el primer día de trabajo, una cita especial…

¿Te das cuenta? Son tres consejos, pero en realidad todos se basan en una única idea.

No te obsesiones con las modas. Párate y piensa.

Tú eres la protagonista de tu película, la estrella total. Sé tu misma, esa siempre será la mejor opción ¿No te parece?

Guardar

Deja un comentario

Logo popup

¿Quieres formar parte de nuestra comunidad?

Suscríbete y consigue un 10% de descuento en tu próxima compra

Categorías

¿Quieres formar parte de nuestra comunidad?

Suscríbete y consigue un 10% de descuento en tu próxima compra

Avísame cuando esté disponible Solo tienes que dejarnos tu Email y serás la primera persona en enterarte.
Email En un momento recibiras un correo para que confirmes tu dirección
{"cart_token":"","hash":"","cart_data":""}